Creo que es necesario considerar a las mujeres y niñas con discapacidad de manera sistemática en la labor del Comité de CEDAW, las cuales suponen el 20% de la población global de mujeres, están entre las personas más pobres del mundo y son víctimas constantes de formas agravadas de discriminación.

Asimismo, quiero centrarme en reforzar la labor del Comité de CEDAW en relación con la discriminación múltiple que padecen muchas mujeres invisibles, lo que requiere que se avance en la elaboración de directrices dirigidas a los Estados parte en relación con el abordaje de la discriminación interseccional, para así garantizar que no se deje a nadie atrás.

Deseo realizar mis aportaciones al proceso de fortalecimiento de la colaboración entre los órganos de tratado de la ONU, para que se enriquezcan mutuamente y se adopte un enfoque coherente, trabajando en la misma línea cuando aborden las mismas cuestiones.

Por último, creo necesario avanzar para reflejar la dimensión de la diversidad humana en el Comité de la CEDAW, dando cabida en particular a las que pertenecen a poblaciones invisibles y olvidadas, como las mujeres con discapacidad.

¡NADA PARA NOSOTRAS SIN NOSOTRAS!”

Ana Peláez Narváez

Un comentario en “¿Por qué Ana quiere ser miembro del Comité de la CEDAW?”

  1. Mucho ánimo y mucha suerte en tu empeño. Eres muy buena candidata y no tengo dudas sobre tu lucha a favor de la eliminación de la desigualdad y la discriminación de las mujeres y niñas con capacidades diferentes, allá donde estés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *